Mobbeltur | Sofás a medida

6 consejos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un sofá

Cuando se trata de elegir un sofá, no es algo que quieras comprar apresuradamente. A corto plazo puedes tener algo en lo que sentarte, pero a largo plazo podría costarte tiempo y dinero. El salón o sala de estar es una parte importante de la casa en la que pasamos mucho tiempo de relax y la elección del sofá adecuado es un componente muy importante.

Es una gran inversión y algo que debería durar mucho tiempo. Así que definitivamente vale la pena gastar un poco más de dinero para obtener la mejor pieza para tu casa. Aquí os dejamos con algunos consejos prácticos a considerar cuando se trata de elegir y comprar un sofá.

1. MIDE

Lo primero que hay que hacer es medir el espacio donde va a ir tu sofá. Dependiendo del lugar donde vaya a ir tu sofá es conveniente dejar algo de espacio a ambos lados. Esto será para dejar paso y si quieres añadir una mesa auxiliar o algo así.

Utiliza cinta adhesiva para medir el tamaño del sofá. Puedes probar con las medidas de un sofá de tamaño estándar y eso te dará una idea general para ver si puedes optar por un tamaño mayor. Toma una foto del tamaño del sofá mapeado en el suelo y anota las dimensiones. Cuando salgas a comprar, sabrás cuál es el tamaño máximo que puedes elegir.

Acuérdate de comprobar y medir las vías de entrada a la habitación a la que va a ir el sofá. Así como la anchura de la puerta de entrada si es por ahí por donde va a entrar el sofá. También hay que medir las dimensiones de la escalera y la altura si el sofá va a subir las escaleras o va a pasar por ahí para entrar en la habitación. A veces es necesario maniobrar mucho y el sofá tendrá que moverse en varias posiciones para pasar por el espacio. Comprueba dos o tres veces todo para asegurarte.

Comprueba si el sofá viene en una sola pieza, si es un sofá modular o si las patas se quitan, ya que esto jugará un papel importante a la hora de decidir qué tipo de sofá encajará en el espacio. Mucha gente cree que ha encontrado el sofá perfecto, pero cuando llega el momento de la entrega no encaja. Y es peor, si además está hecho a medida.

Dibuja un boceto rápido de tu salón y anota las medidas del espacio. Te ahorrará mucho tiempo y dinero.

 

2. PRUEBA

Hoy en día, muchas de las compras se realizan a través de Internet, incluso cuando se trata de muebles de gran valor. Pero siempre que puedas probar el sofá en una tienda, será mejor a largo plazo. Hay una gran diferencia entre ver algo en una pantalla o en un catálogo y sentarse en él.

La firmeza o suavidad de los cojines es importante. Así como la profundidad de los cojines, la anchura de los brazos y la altura del respaldo del sofá. Si no hay forma de probar el sofá primero, asegúrate de que hay un buen plazo de devolución.

3. TUS PREFERENCIAS

¿Qué te gusta cuando te sientas en un sofá? Esto puede parecer una pregunta muy obvia. ¡¿Cómodo?! Sí, exactamente. ¿Cómo es eso? ¿Tumbado, acurrucado con los pies bajo el trasero o simplemente sentado? ¿Te gusta hundirse completamente en el cojín? Todas estas preguntas son otra razón por la que deberías probar primero el sofá.

La estructura de los cojines también será un factor importante. ¿Los cojines están fijados al asiento y al respaldo? ¿De qué material están hechos? Un cojín de espuma y plumas es una buena opción, ya que la espuma le da más estructura al cojín y las plumas le dan más volumen.

Un sofá de estilo más formal podría utilizar sólo espuma para sus cojines, lo que le daría un asiento firme. Esta puede ser una mejor opción si tú o alguien en casa tiene problemas de espalda. Para un sofá de estilo más relajante, la pluma o la espuma y la pluma son buenas, dependiendo de lo suave que quiera que sea el asiento.

4. EL TEJIDO

A la hora de elegir el tejido entran en juego ciertos factores en función del hogar. ¿Tienes mascotas en casa? Las telas sintéticas resistentes o los materiales para interiores y exteriores serán la mejor opción.

Considera también la opción de una funda deslizante o fundas de cojín extraíbles para poder limpiarlas en seco y lavarlas fácilmente. El color y el estampado de la tela son importantes, ya que el sofá suele ser el mueble más grande de la habitación. ¿Te gusta más un color neutro o un estampado llamativo?

O  también puedes renunciar a la tela y optar por el cuero.

5. LA ESTRUCTURA

La parte más importante para conseguir un sofá de buena calidad que dure y resista un buen puñado de años es la estructura del mismo. Hay muchas opciones más baratas a la hora de elegir un sofá, pero comprar un artículo como éste es una pieza de inversión a largo plazo. Así que asegúrate de que la estructura es sólida y está bien hecha. Una estructura de madera maciza suele ser la mejor opción.

6. ESTILO

Cuando vemos algo una y otra vez tendemos a gravitar hacia ello. Es fácil ver algo 10 veces en Pinterest y pensar que ese es el mueble adecuado para ti. Incluso cuando no sea necesariamente el estilo adecuado para nuestro espacio.

Elige algo que te guste y que vaya a resistir el paso del tiempo.

 

Salir de la versión móvil