Los Baños de Mobbeltur o de cómo convertir la estancia “gris” de un comercio, aquella de la que nunca se habla (al menos bien), en un espacio creativo y divertido para dejar huella en tus clientes y que hablen bien de ti.

Pongámonos en situación, vas a comprar un sofá a la Tienda y la necesidad te llama, buscas y no ves ningún letrero , empiezas a preocuparte y preguntas a algún empleado/a, te señalan una puerta de cristal y la abres esperando un simple baño sin más, pero no…

  • Primero atraviesas un verde pasillo de bosque y césped…
  • Llegas a unas singulares puertas con divertidos jeroglíficos. Nada de etiquetas, una tuerca, una manzana, una sandía incompleta, “blablabla” y adivina cuál es tu puerta…
  • Si eres mujer, abres la puerta y una bola de luces de discoteca comienza a girar, suena una música marchosa te sientas y un grupo de paparazzis te bombardean a flashes, si entras para un rato puedes buscar a Wally y si vas acompañada de algún peque, tendrá también su propia puerta y su versión en miniatura de todo.
  • Si eres hombre, no saldrás menos sorprendido, porque podrás sentarte en un trono medieval mientras suenan cantos gregorianos y observas tu palacio al fondo, o te limpias con la ayuda de una espada. También podrás apuntar según la talla, ¡que no falte el buen humor! 😉

¿Quién dijo que los Servicios de una Tienda deben ser algo simple y aburrido?


 

Los Baños de Mobbeltur no se olvidan.

Los Baños de Mobbeltur forman parte desde ya de nuestra identidad corporativa y de nuestra felicitación navideña de éste año, pero también supone el principio de un gran cambio en Mobbeltur, no nos pierdas la pista y permanece atento/a o visítanos en nuestra Tienda de Trobajo del Camino (León) para irlos descubriendo. Te sorprenderemos…
 

Baños de Mobbeltur